COMBATIR LA MALA CIRCULACIÓN

La mala circulación suele deberse a herencia genética o bien a malos hábitos o situaciones del día a día. Modificando estos hábitos y situaciones en la medida de lo posible, podremos mejorar nuestra circulación y las molestias que producen, tales como pesadez e hinchazón.

El problema es más difícil de paliar si viene dado por herencia o enfermedades tipo obesidad, colesterol, diabetes…

CAUSAS QUE FAVORECEN O AGRAVAN SU APARICIÓN:

 

• Sedentarismo: La falta de actividad física debilita la musculatura y en consecuencia la circulación.

 

• Estar muchas horas de pie o sentados: El efecto de la gravedad y la inactividad influye de manera negativa, que afecta sobre todo a personas que deben pasar mucho tiempo de pie o por el contra mucho tiempo sentadas.

 

• Mala alimentación

 

• Tabaquismo: La nicotina estrecha las arterias dificultando el paso de la sangre, potenciando el problema o acusándolo.

 

• Medicación: También puede ser un efecto secundario de ciertos medicamentos.

 

• Calor y frío: La exposición prolongada a temperaturas de calor o de frío también influye en la aparición de problemas circulatorios.

 

SÍNTOMAS:

–          Cansancio  y pesadez de piernas al poco de estar de pie quieto o al poco de estar caminando.

–           Hinchazón de las piernas, empeorando en el periodo de verano con el calor.

–          Hormigueo o calambres.

–          Dolor y pesadez en las piernas.

–            Temperatura baja en la zona.

Ante estos síntomas, consultar con su médico por si puede haber un problema de circulación mayor. Aunque si son leves no hay de qué preocuparse.

 

TRATAMIENTOS Y CONSEJOS  que pueden ayudar a mejorar la circulación:

 

–           Comer alimentos ricos en potasio, debido a esto, la sangre circulara mejor, como frutos secos, hortalizas, plátano y otras frutas .No comas demasiados productos ricos en grasa, ya que esta dificulta la circulación de la sangre. Incluye fibra en tu dieta, así como alimentos ricos en vitamina B y C.

 

 

–           Complementos nutricionales como Vid Roja de Arkocapsulas:

 

 

 Vid roja

 

 

La Vid roja es tradicionalmente conocida por sus propiedades antioxidantes y por contribuir a la circulación de las piernas.

Sus beneficiosas propiedades se deben a la presencia de diversas sustancias vaso protectoras. Permite combatir la insuficiencia venosa y la fragilidad capilar. También contiene taninos que favorecen la contracción de las células musculares de los vasos, facilitando el retorno venoso de la sangre acumulada en los miembros inferiores hacia el corazón. Con acción antirradicales libres y una estabilización del colágeno presente en las membranas de los vasos. En definitiva, la vid roja tonifica las venas mejorando la sensación de piernas cansadas, las varices, la cuperosis, la fragilidad capilar y las hemorroides.

De este producto podemos optar por varias presentaciones.

En ampollas: tomaríamos 1 al día diluida en un vaso de agua.

En capsulas: Dos capsulas, tres veces al día con un vaso de agua.

 

–          Beber agua con regularidad ayuda a mantener la fluidez de la sangre.

 

–           Tomar capsulas de Castaño de indias:

*El castaño de Indias contiene una sustancia que diluye la sangre. También hace más difícil que el líquido se escape de las venas y capilares y débilmente promueve la pérdida de líquidos a través de la orina para ayudar a prevenir la retención de líquidos.

Fisioven Plus Capsulas:

Fisioven Plus 50 cápsulas de Aboca contribuyen al bienestar de las piernas mejorando la circulación sanguínea.

aboca-fisioven-capsulas-156647

Estas cápsulas de Aboca están formuladas con una alta concentración de plantas medicinales como el rusco, centella, vid roja o hammamelis,que favorecen la microcirculación sanguínea. No contiene Ginkgo Biloba por lo que puede ser utilizado por pacientes que consuman fármacos anticoagulantes y antiaglutinantes de las plaquetas. Es muy útil para reducir la sensación de piernas cansadas o disminuir el frío en pies y manos en invierno. La dosis recomendada es una capsula 2 veces al día.

–           Los masajes son otra medida a tener en cuenta para mejorar el estado de nuestras piernas, ya que gracias a estos estimularemos la circulación sanguínea acelerándola y mejorando el retorno, evitando la acumulación de líquidos. Estos masajes podemos realizarlos utilizando cremas refrescantes efecto hielo que mejoran por  duplicando el problema. Algunos geles de efecto frío son: fitocold, fridol.

 

–          Fisioven biogel piernas ligeras 100 ml

 

fisioven_gel

Cosmético biológico.

Reduce la sensación de pesadez de las extremidades inferiores, sobre todo al final de la jornada, gracias a FisioVen BioGel de Aboca, formulado a base de rusco, castaño de indias, centella asiática y vid roja disueltos en una solución acuosa de mucílagos de malvavisco, que favorece el bienestar fisiológico de las piernas y la funcionalidad de la microcirculación.

Su fórmula incluye también un alga roja, conocida con el nombre de Musgo de Irlanda, que ejerce una acción gelificante natural, permite prescindir de los derivados del petróleo y realiza una película imperceptible que mantiene en la piel las propiedades del producto durante todo el día. Completa la fórmula el aceite esencial de menta, con acción refrescante.

FisioVen bioGel está testado dermatológicamente.

 

–          Fito cold gel frio piernas cansadas 250 ml

Fito_Cold_gel_frio_piernas_cansadas_250ml_

 

Pasar muchas horas de pie o incluso sentados en una misma posición puede hacer que sintamos las piernas cansadas. Por ello, nada mejor que llegar a casa y darse una ducha sobre las piernas con cambios bruscos de temperatura que ayuden a activar la circulación.

Después de la ducha, con la piel seca, se puede utilizar un gel refrescante para piernas cansadas y así ayudar a que el alivio de nuestras piernas se prolongue durante toda la noche.

El gel refrescante para piernas cansadas de Fito Cold te ayuda a descansar mejor y les proporciona a tus piernas una agradable sensación de relax y frescor.

 

–          Realizar ejercicio por lo menos tres veces por semana  alguna actividad, caminar, bici… donde se ejercitan los músculos de las piernas para mejorar la circulación.

*Ejercicios en casa u oficina: Existen ciertos ejercicios que seguramente puedas realizar en tu puesto de trabajo y que mejoraran notablemente tu circulación, como caminar de puntillas, mover los dedos, apoyarse alternativamente sobre las puntas y sobre los talones, mover las puntas de los pies hacia fuera y hacia adentro, acostarse y elevar los pies.

En la cama colóquese con las piernas hacia arriba recostada para mejorar el retorno venoso. La inclinación de la cama en la que dormimos es otra medida que podemos llevar a cabo. Para fomentar este retorno colocar las piernas en alto es la mejor solución. Para lograrlo debemos elevar los pies, o en su defecto colocar las piernas sobre cojines.

 

–          Vestido y calzado. Utiliza ropa cómoda que no te apriete y zapatos no muy altos ni muy planos, si debes estar mucho tiempo de pie, procura usar medias o calcetines que sirvan para mejorar la circulación.

Estas medias de compresión  lo que hacen es estimular la circulación. Procura que se ajusten a tu cuerpo de forma adecuada, de manera que no queden ni demasiado apretadas ni demasiado sueltas. Adquiere las medias en una farmacia, donde podrás elegir entre diversos tipos y tallas. También tienes la opción de adquirir calcetines de compresión.

–          Altas temperaturas. Evitar el calor directo sobre de las piernas, estufas, sol, depilación con cera caliente, que tanto influye en la circulación de tus piernas.

–          Realizar duchas a la hora del baño intercalando agua fría y agua caliente en piernas (siempre acabando con la fría).

Leave a Reply

Responde a la pregunta Antispam *